40 AÑOS AL SERVICIO DE LA CULTURA

ENRIQUE

ENRIQUE
Domingos a las 18

De Luis Longhi. Un camarín donde Enrique Santos Discépolo y sus fantasmas transitan el entramado laberinto del 23 de diciembre de 1951, preámbulo de su última función en el teatro de la vida. Mientras se prepara para salir a escena, un joven empleado del teatro despierta su interés y comienza a compartir con él su particular manera de componer sus tangos, entre ellos el último: Mensaje. Este muchacho es ese otro que necesita Enrique para sentir que existe, el tiempo se detiene en el instante de la creación y ya no cuenta. Asimismo, sus atávicas penas y fantasías se corporizan ante la cercanía del final, en el universo de objetos que lo rodean. Mientras trata de terminar la música de un futuro tango y la letra de Fratelanza, el tango que escribía para su hermano Armando Discépolo. Entretanto, Tania, su mujer espera en el hall del teatro mientras discute con una ex novia mejicana que viene a hablar con Enrique con un “reclamo”… Actor, escritor, periodista, director teatral, músico intuitivo, pero reconocido sobre todo, como creador de los tangos más emblemáticos del género. Su postura social y democrática es un dato a la hora de evaluar la pasión con la que este pequeño gran hombre transitó la primera mitad del siglo XX. Con Luis Longhi y Nicolás Cucaro. Dirección de Rubén Pires.

Duración: 70 minutos.

 

Domingos a las 18. En escena desde el 17 de marzo.

Localidades, 400 pesos; jubilados y estudiantes, 250.

La Comedia (Rodríguez Peña 1062).

Dejar un comentario

REVISTA QUÉ HACEMOS

MANTENETE INFORMADO

Seguinos en nuestras redes sociales y enterate de todo el panorama cultural.