42 AÑOS AL SERVICIO DE LA CULTURA

FERRARI INFINITO: OBRA GRÁFICA

FERRARI INFINITO: OBRA GRÁFICA
Del 25 de marzo al 27 de junio

Esta muestra reúne una selección de más de cien obras gráficas producidas por León Ferrari durante las décadas de 1970 y 1980, que incluyen litografías, xerografías y aguafuertes.

Con curaduría de Carolina Jozami, de la Dirección Artística del Bellas Artes, esta exposición se realiza en el marco del centenario del nacimiento del artista y celebra el ingreso a la colección del Museo de una importante donación de obras provenientes de la Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo (FALFAA).

“Esta exposición contribuye a multiplicar y difundir su legado, a la vez que a homenajear a este artista fundamental, lúcido testigo de nuestro tiempo”, destaca Andrés Duprat, director del Bellas Artes.

Las piezas exhibidas dan cuenta de los temas recurrentes a lo largo de la trayectoria de Ferrari –la existencia urbana; la estrategia, la lógica y el pensamiento desde tableros de ajedrez y laberintos; el lenguaje y las estructuras de la comunicación; y la civilización occidental y cristiana–, que desarrolló a partir de su experimentación con la línea, la escritura y la abstracción, y empleando diversas técnicas: la litografía, la xerografía, el aguafuerte y el arte postal, entre otras.

“En su obra gráfica –analiza Duprat–, Ferrari extrema y subvierte los límites de la representación utilizando metodologías y recursos plásticos diversos: cuadros escritos, escrituras ilegibles, composiciones geométricas, dibujos abstractos, signos gráficos, composiciones con imágenes disímiles y obras en las que experimenta con trazos y texturas”.

Gran parte del corpus reunido fue creado durante los años en que Ferrari residió en Brasil, adonde se exilió en 1976, época en la que comenzó a utilizar imágenes estandarizadas de Letraset, incursionó en el arte correo y abordó distintas técnicas de reproducción mecánica, como la fotocopia.

“En San Pablo –cuenta Duprat–, Ferrari desarrolló una serie de obras que utilizaban nuevos medios que proponían una renovación de los lenguajes y del concepto de obra de arte, y, sobre todo, buscaban llegar a nuevos públicos y a sectores excluidos, intentando romper con el circuito tradicional del mundo del arte”. “Sus experimentaciones se concentraban en búsquedas de formas alternativas y eficaces de producción y reproducción de obras de arte, interesado en el potencial de esas técnicas, que permitían mayor democratización y acceso a la cultura, en oposición a la idea de obra única e irrepetible propiciada por la ortodoxia del mercado”, explica sobre la intención del artista por entonces.

Jozami, por su parte, señala que Ferrari, en su afán por democratizar el arte, no dudó a la hora de numerar al infinito varias de sus series de grabados. “Este gesto, además de marcar una distancia respecto de la lógica mercantil de la obra de arte, reflejó la voluntad y el accionar inquebrantable de un artista comprometido con su época, pero fundamentalmente con comunicar y transmitir al infinito la idea de un mundo más justo”, afirma la curadora.

En tanto, desde julio y en la misma sala, se exhibirá hasta el 19 de diciembre “León Ferrari. Colección MNBA”, otro conjunto de obras del artista donadas al Museo, con curaduría de Andrés Duprat, Mariana Marchesi y Cecilia Rabossi.

Finalmente, en 2022, el Bellas Artes presentará en el Pabellón de exposiciones temporarias “León Ferrari. Recurrencias”, la exposición antológica con curaduría de Cecilia Rabossi y Andrés Duprat que estaba prevista para abril de 2020 y debió postergarse a causa de la pandemia.

Sobre el artista

Creador multifacético, León Ferrari (1920-2013) fue uno de los artistas argentinos más originales y relevantes de la historia reciente. Autodidacta, comenzó a trabajar en los años 50 con cerámica y tallas en madera, para incorporar luego diversos materiales y soportes. Posteriormente, dio inicio a las llamadas escrituras abstractas, obras que siguió realizando a lo largo de toda su carrera.

En 1965, produjo una de sus piezas más controvertidas: “La civilización occidental y cristiana”, una imagen de Cristo crucificado sobre un bombardero estadounidense, una potente denuncia de la relación existente entre religión, política y violencia en la cultura occidental. A mediados de los años 70, Ferrari dejó la Argentina a causa de la dictadura militar y se radicó en San Pablo, Brasil, donde continuó sus experimentaciones vanguardistas en el campo de las artes visuales. Con el retorno de la democracia, en la década del 80, volvió a la Argentina y se instaló definitivamente en Buenos Aires. Llevó a cabo exposiciones individuales y colectivas en los más importantes centros y eventos artísticos del mundo, como documenta de Kassel, Haus der Kulturen der Welt, (Berlín), Museo Ludwig (Colonia), Alemania; Pinacoteca do Estado, Bienal de San Pablo, Brasil; Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid, España; Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, Argentina; Smithsonian Institution, Washington D.C, Estados Unidos; Bienal de La Habana, Cuba, y Museo de Arte Carrillo Gil, México D.F, entre muchos otros.

En 2007, recibió el León de Oro al mejor artista en la 52° Exposición Internacional de Arte Bienal de Venecia, Italia. En 2009, realizó una exposición en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York y, en 2010, fue invitado de honor en Les Rencontres d’Arles, Francia, ocasión en la que presentó una gran retrospectiva de su obra.

 

Del 25 de marzo al 27 de junio. puede visitarse de jueves a domingo, de 12 a 19. Para reservar turnos y conocer el protocolo sanitario vigente, hay que ingresar a www.bellasartes.gob.ar.

Museo Nacional de Bellas Artes (Av del Libertador 1473).

Dejar un comentario

EL ARTE ACTUAL 2020

MANTENETE INFORMADO

Seguinos en nuestras redes sociales y enterate de todo el panorama cultural.