43 AÑOS AL SERVICIO DE LA CULTURA

FILM NOIR

FILM NOIR
Del jueves 21 de enero al 14 de febrero

Todo film noir es policial pero no todo policial es un film noir. Y ese noir va en francés porque fue en Francia que se definieron sus especificidades, en un libro canónico de los críticos Raymond Borde y Etienne Chaumeton: Panorama du film noir ámericain (1955).

La otra raíz es el cine alemán de los 20 y fueron alemanes o austríacos muchos de sus mejores directores y técnicos. El gran catalizador fue la violencia. La violencia norteamericana de las novelas de Hammett, Chandler, Burnett, Goodis y muchos otros. Y la violencia universal de la guerra. Tuvo casi dos décadas de apogeo, aunque nunca murió del todo. Se caracteriza por sus protagonistas, antihéroes marginales perseguidos por diversas sombras y a veces por un sentido trágico; por sus ambigüedades morales, que taladraron la rigidez del código Hays; por sus historias que volvían visible todo lo opaco: las pasiones, los vicios, la corrupción, la insanía y todas las formas de la degradación que proliferan en la oscuridad.

 

Del jueves 21 de enero al 14 de febrero. 

Todas las películas se verán en el horario estipulado y de forma gratuita a través del canal de YouTube de Malba.


CON LAS HORAS CONTADAS

De Rudolph Maté (1949).  Con Edmond O’Brien, Pamela Britton, Luther Adler, Bervely Garland, Lynn Baggett, William Ching y Neville Brand.

Un hombre llega al departamento de policía y anuncia que viene a denunciar un asesinato: el suyo. Escrito por los mismos autores de EL LADRÓN, el relato se desarrolla en forma de flashback para dar cuenta de esa insólita premisa y mantiene el pulso frenético que requiere la urgencia del protagonista. El director Maté, que había sido un eximio director de fotografía, aprovecha expresivamente numerosas locaciones de San Francisco y Los Angeles. Hay por lo menos dos versiones posteriores del mismo tema, pero esta sigue siendo la mejor, entre otras cosas por un clímax que visualmente está a la altura de las connotaciones espectrales del tema.

Jueves 4 de febrero a las 19. 


YO CREO EN TI

De Henry Hathaway (1948). Con James Stewart, Richard Conte, Helen Walker, Lee J. Cobb y  John McIntire.

Una corriente del noir fue curiosamente hiperrealista, lo que permitió que Hollywood mostrara lo que nunca había mostrado. Este film se basa en un caso cierto y hasta donde se pudo, como advierte una leyenda inicial, se filmó en las locaciones pertinentes de Chicago. Así es posible ver una inmensa cárcel con estructura de panóptico que nunca se hubiese podido reconstruir en estudios. También se percibe nítidamente la sordidez de los barrios y bares marginales. La impresión realista se acentúa con la ausencia casi total de música, una decisión insólita en 1948, y con el protagonismo de la tecnología: la transmisión de imágenes por teléfono, las máquinas tipográficas de los periódicos, las cámaras en miniatura y hasta el polígrafo o detector de mentiras, que aparece en el film operado por su inventor, Leonarde Keeler. Fue un film atípico para el gran James Stewart, que en esta época de su carrera estaba más identificado con la comedia que con los dramas recios.

 

Jueves 4 de febrero a las 21. 


EL ASESINO OCULTO

De Joseph Lerner. Con Zachary Scott, Faye Emerson, Mary Boland, Sam Levene y J. Edward Bromberg.

Este film independiente, realizado por un director desconocido y sin estrellas, en locaciones neoyorquinas, es lo más parecido a la literatura negra en su versión más pura, sin los tamices hollywoodenses. Lo protagoniza Max Thursday, un ex policía alcohólico que se esfuerza por mantenerse en pie porque lo que debe investigar es el paradero de su propio hijo. Lo acompañan una galería de personajes sórdidos, que se suceden en una trama nublada en buena medida por la intoxicación recurrente de Thursday. El actor Zachary Scott nunca llegó a ser una estrella pero tenía una presencia lo suficientemente intensa como para interesar a directores como Jean Renoir (en la excelente AMOR AL TERRUÑO) o Luis Buñuel (en LA JOVEN, su único film norteamericano).

 

Viernes 5 de febrero a las 21. 


REBELIÓN EN EL PRESIDIO

De Don Siegel (1954).  Con Neville Brand, Emile Meyer, Frank Faylen, Leo Gordon, Paul Frees, Don Keefer, Carleton Young y  Whit Bissell.

Tiene muy pocos discursos este film con mensaje, que describe adecuadamente su tema sin agregarle editoriales. Su dinámica historia está expuesta con prescindencia de desvíos sentimentales y de dramas personales, con lo que gana en unidad y concreción, frente a otros films del género. La rebelión se produce en el mismo comienzo del asunto, progresa hasta que los presidiarios dominan buena parte de la cárcel, y deriva en negociaciones que hacen trascender el motín hasta la prensa y el público. El film tiene tremendos momentos de acción y un tono general de objetividad. Fragmento de un texto de Homero Alsina Thevenet.

 

Sábado 6 de febrero a las 18. 


ADIÓS MUÑECA

De Dick Richards (1975).  Robert Mitchum, Charlotte Rampling, John Ireland y Sylvia Miles.

La novela de Chandler había sido adaptada en 1942 (como The Falcon Takes Over) y en 1944 (como Murder, My Sweet), pero en 1975 apareció sorpresivamente esta tercera versión que puede considerarse definitiva. Era evidente que los años transcurridos permitirían una adaptación que no necesitara ajustarse a las exigencias de la censura. Lo que no podía preverse era que el director y su equipo lograrían también ser fieles a lo mejor del film noir clásico, manteniendo un tono y un clima que nunca cede a la autoparodia. El veterano Robert Mitchum, que en el pasado había protagonizado algunos de los más importantes films del género negro, encarnó al detective Philip Marlowe con una convicción que logró opacar incluso el recuerdo legendario de Humphrey Bogart.

 

Domingo 7 de febrero a las 20. 


MERCADO DE LADRONES

De Jules Dassin (1949). Con Richard Conte, Valentina Cortese, Lee J. Cobb, Millard Mitchell y Jack Oakie.

Antes de verse obligado al exilio europeo a causa de la caza de brujas, Jules Dassin hizo algunos de los films más importantes del ciclo noir, como Entre rejas, La ciudad desnuda o Siniestra obsesión. De ese grupo, Mercado de ladrones es el menos conocido y se destaca por ser uno de los poquísimos films del género donde el mundo del trabajo juega un papel protagónico. De hecho, quizá sea el único noir proletario producido en Hollywood. A la violencia natural del género, Dassin y el guionista A. I. Bezzerides agregaron la violencia de la explotación económica y extrajeron de allí varias de las mejores situaciones de suspenso del film, empezando por una escena aterradora debajo de un camión. También se adelantaron a su tiempo en la descripción del vínculo, decididamente carnal, entre los personajes de Cortese y Conte.

 

Jueves 11 de febrero a las 21. 


ULTRAJE

De Ida Lupino (1950).  Con Mala Powers, Tod Andrews, Robert Clarke, Raymond Bond y  Lillian Hamilton.

Hay que forzar un poco los límites del género para aceptar ULTRAJE como un film noir, pero forzar los límites fue precisamente lo que hizo su directora Ida Lupino durante buena parte de su carrera. En este caso, utilizó la cáscara del noir para abordar el tema de la violación, que era completamente tabú en el Hollywood de 1950. A Lupino le importó no sólo el hecho, traumático en sí mismo, sino sus largas consecuencias sobre la víctima, que vuelve a serlo varias veces. En esa parte del tema que implica la exploración del mundo psíquico de la protagonista, las resonancias del noir también son muy notorias. Gracias a su fama como estrella en Hollywood desde los años 30, Lupino pudo convertirse en la segunda mujer directora del cine sonoro estadounidense (después de Dorothy Arzner) y la primera que logró la independencia suficiente para elegir y producir sus temas.

 

Viernes 12 de febrero a las 19. 


TORBELLINO

De Otto Preminger (1949). Con Gene Tierney, Richard Conte, José Ferrer, Charles Bickford, Barbara O’Neil, Constance Collier y Fortunio Bonanova.

El territorio donde transcurre la acción principal este film es la mente de una mujer, interpretada con pertinente fragilidad por Gene Tierney. En pocos minutos esa mente se convierte en un campo de batalla donde se enfrentan dos hombres. Uno es el esposo de la mujer (Richard Conte), un prestigioso psicólogo que sin embargo no ha sabido comprenderla. El otro es un habilidoso tránsfuga (José Ferrer) que percibe sus debilidades y decide utilizarlas a su favor. En la tambaleante Tierney y en el extraordinario personaje de Ferrer se concentra lo mejor de este noir basado en una novela de Guy Endore, brillante autor de historias de terror y misterio donde las fronteras entre la ciencia (o seudociencia) y lo sobrenatural suelen confundirse.

Sábado 13 de febrero a las 22. 

Dejar un comentario

EL ARTE ACTUAL 2021

MANTENETE INFORMADO

Seguinos en nuestras redes sociales y enterate de todo el panorama cultural.