41 AÑOS AL SERVICIO DE LA CULTURA

GABY GROBO: NUEVOS HORIZONTES

GABY GROBO: NUEVOS HORIZONTES
Del 1° al 20 de noviembre

Con una gran puesta en escena, las obras de la artista Gaby Grobo se exhiben en la Sala 22 del Centro Cultural Borges. Ni bien se entra a la sala, nos sumergimos en el mundo del campo, con el piso cubierto de alfalfa, las paredes en un bordó muy especial, los marbetes realizados en madera y una iluminación acorde con un clima de galpón de campo. Esta exposición ya recorrió varias ciudades de Europa y Estados Unidos con una impronta especial en cada país. La artista utiliza una simbología basada en imágenes recorridas en su ciudad natal, Clarlos Casares. Horizonte, raíces, árboles… implantados con formas y colores condensados en su búsqueda de la sensación interna y la apariencia externa de la inmensidad, el silencio y la poesía de los grandes espacios del campo. Cada uno de estos elementos están reflejados en su obra.

 

 

En sus trabajos hay una búsqueda de un sentimiento interior más allá de la apariencia externa del horizonte, los árboles o las raíces. Ella repite siempre «los árboles que tienen sus raíces bien profundas pueden crecer bien alto, cuanto más firme abajo, más alto arriba. Del mismo modo sólo el hombre que esté bien plantado podrá elevarse espiritualmente. El árbol nos enseña que somos una delgada línea entre la tierra y el cielo. Es como un maestro de vida, sólo hay que observarlo atentamente, ver cómo el ciclo de las estaciones lo fortalece, comprobar que desprenderse de las hojas que ya no le sirven permite que los nuevos brotes crezcan con más fuerza: una síntesis del ciclo de renacimientos y muertes».

 

 

Se presentan una trentena de obras de técnica mixta sobre tela, unas 15 esculturas y una instalación. Las esculturas son realizadas con objetos encontrados, desgastados, vetustos… Una expresión artística que evita el olvido de esas piezas ya destinadas a no existir más, y resucitan en una construcción poética. Muchas de ellas fueron parte de la maquinaria agrícola, sintieron el contacto con las profundidades de la tierra. Lo rústico del hierro, la piedra y la madera, el óxido y el desgaste del tiempo es suavizado y hasta iluminado por la intervención del color que ella elige sin azar para ciertos lugares de la obra. La instalación hace referencias a la raíz en la profundidad de la tierra. Y también como la raíz que nutre al árbol y emerge victoriosa.

 

Del 1° al 20 de noviembre. Puede visitarse de lunes a sábados de 10 a 21 y los domingos de 12 a 21.

Entrada libre y gratuita.

Centro Cultural Borges (Viamonte 525).

Dejar un comentario

REVISTA QUÉ HACEMOS

MANTENETE INFORMADO

Seguinos en nuestras redes sociales y enterate de todo el panorama cultural.