40 AÑOS AL SERVICIO DE LA CULTURA

O LA MUERTE NO EXISTE O ES LO ÚNICO QUE EXISTE

O LA MUERTE NO EXISTE O ES LO ÚNICO QUE EXISTE
Viernes a las 21

De Laura Echaniz, Javier Omezzoli y Claudio Pereira. Preguntas que surgieron en el comienzo y en el recorrido de los ensayos, ¿cuál es el lugar de los trabajadores en un sistema que apoya abiertamente la precarización laboral?, ¿cuál es el antídoto a la alienación del trabajo?, ¿cómo se sostiene la autogestión?, ¿qué implicancias tienen en los seres humanos y en sus vínculos estas cuestiones? Comenzamos el proceso creativo a través de la improvisación durante dos años. Nos propusimos pensar el proyecto no sólo como la representación de vidas sobre determinadas, sino como la producción de otras formas de vida posibles. Tomamos la investigación como la disposición expresiva que fuera a desarmar las estructuras de obediencia de nuestra propia práctica y de nuestra propia percepción escénica y laboral. Ese foco estuvo puesto en complejizar la relación Cuerpo-Acciones-Palabra-Movimiento-Vestuario para intentar encontrar un lenguaje alternativo. Más que relatos, son intervalos del mundo, percepciones y afectos corridos de eje. La relación que se establece entre los distintos elementos que componen la escena teatral no es una relación narrativa, es, si se quiere, un vínculo más poético, metafórico, más velado, que se da por resonancia entre ellos en la intimidad de cada espectador, lo que hace que toda la obra inquiete por ello y que presente múltiples lecturas posibles. Con Laura Echaniz y Javier Omezzoli. Dirección de Claudio Pereira.

 

Viernes a las 21. En escena desde el 30 de agosto.

Localidades, 300  pesos; jubilados y estudiantes, 200.

El Opalo (Junín 380).

 

Dejar un comentario

REVISTA QUÉ HACEMOS

MANTENETE INFORMADO

Seguinos en nuestras redes sociales y enterate de todo el panorama cultural.